Análisis del color

Hola a todas de nuevooo!!! Llevaba muchisimo tiempo queriendo hacer éste post, pero la verdad que me llevaba bastante trabajo y algo de pereza si que tenía .


Este año he terminado en la Complutense de Madrid un curso de marketing, visual merchandising, estilismo , entre otras cosas estilismo ha sido la parte que mas me ha gustado, y de lo aprendido me gustaría compartir con vosotras estos truquis.

Así que hoy vamos a descubrir que tipo de piel tenemos para saber que colores nos favorecen y cuales no.

Básicamente existen dos tipos de pieles, frías y cálidas, la diferencia entre una u otra vendrá determinada por los pigmentos que tenemos en la piel y cómo se mezclen o la cantidad que tenga cada persona.

Todas tenemos pigmentos. Estos pigmentos pueden ser azules (melanina), amarillos (carotina) o rojos (hemoglobina), el porcentaje o cantidad que cada uno tenga de pigmentos azules o amarillos es lo que va a determinar nuestro tipo de piel. Todos tenemos una cantidad de pigmentos rojos suficientes como para que el color rojo (con matices) nos siente bien. El porcentaje de pigmento rojo no determina nuestro tipo de piel, por eso en varios posts os explicaba el tema del rojo.

Si una persona tiene mayor cantidad de pigmentos azules su piel va a ser fría, si tiene mayor cantidad de pigmentos amarillos su piel va a ser cálida.

¿Cómo podemos saber si nuestra piel es fría o cálida?

Si nuestra piel es fría, nos sentarán bien los colores que sean iguales que nuestra piel, es decir, los colores fríos. Si nuestra piel es cálida, entonces nos sentarán bien los colores cálidos, es decir, que tengan mayor cantidad de amarillo.

Para saber qué tipo de piel tenemos hay que hacer la prueba de los pañuelos. Un test de comparación que nos indicará que colores son los que mejor nos sientan.

Como se hace el test,

Para realizar el test, nos desmaquillamos, recogemos el pelo, y nos tapamos de cuello para abajo con un albornoz o toalla blanca. También es importante que la luz sea natural. Nos colocamos primero un pendiente de plata y luego otro de oro. Las personas a las que les favorezca la plata son de piel fría, por el contrario, si te favorece el oro eres cálida. A veces con los complementos es más fácil de reconocer que con las telas si la piel es fría o cálida.

Escogeremos cualquier tipo de tejidos siendo la tela de forro la más adecuada, peronalmente yo he usado camisetas lisas, que es lo que tengo en casa.

Continuamos colocando los dos grupos de colores, cálidos y fríos, y nos preguntaremos por cuál de ellos nos sentimos más atraídas. Después iremos colocando los pañuelos sobre nosotras, comparando uno frío con uno cálido de igual intensidad, si uno le sienta bien el otro no, no dejaros llevar por los gustos porfa.
Si llevamos el color correcto…Se suavizara y aclarara la complexión de la cara, las líneas de expresión y las sombras. La cara aparece saludable, le pone color a las mejillas “la cara revive” Nuestra cara es la protagonista, y no la prenda.

Con el color incorrecto: Palidecemos y se acentúan las líneas de expresión alrededor de la boca y la nariz. Hace sombra alrededor de los ojos. Nos hace parecer más mayores y más duras de expresión. La cara pasa a un segundo plano.

Básicamente debemos comparar: El blanco (que es el color más frio que hay porque no tiene nada de amarillo) contra el beige (que es blanco con amarillo). Seguidamente compararemos el negro (que es el frío) contra el marrón (que es el cálido). Finalmente el rosa fucsia (que es el frio) contra el naranja (que es el cálido). Después de éstas tres comparaciones ya sabremos si nuestra piel es fría o cálida.

Normalmente las personas con la piel fría tendrán canas desde jóvenes y se verán bien con ellas, no tendrán pecas, cuando toman el sol se broncean con un tono mate y su pelo es ceniza.

A las personas con la piel cálida le saldrán canas de mayores y deberán tapárselas enseguida porque les afearán, tendrán pecas, cuando tomen el sol se broncearan con un tono dorado y su pelo también tendrá reflejos dorados.


Por ejemplo, una persona con la piel fría cuando es rubia tendrá un rubio casi blanco o mate mientras que la rubia cálida tiene un rubio amarillo.


La persona de piel fría tendrá un color marrón de pelo ceniza, sin brillo, mientras que la cálida lo tendrá marrón anaranjado o cobrizo.


Las personas con la piel fría deben usar accesorios de plata, base de maquillaje rosada, lápiz de ojos negro, colorete en tono rosado y llevar siempre el pelo en tonos cenizas o mates.

Las personas con la piel cálida deben usar accesorios de oro amarillo, base de maquillaje amarilla, lápiz de ojos marrón, colorete en tono anaranjado y llevar el pelo siempre en tonos dorados o anaranjados.

Una vez que sabemos que tipo de piel tenemos continuamos, hay cuatro tipos de piel que se llaman como las estaciones de año: primavera, verano, otoño e invierno.

Las personas que de nacimiento tiene la piel muy blanca y son rubias naturales o con el pelo claro y los ojos claritos por lo general serán frías o cálidas intermedias, es decir necesitaran tonos fríos y cálidos pero menos intensos.

Las pieles cálidas pueden ser primavera u otoño. Las pieles frías pueden ser invierno o verano.


Otoño e invierno son los dos tipos de pieles más comunes y corresponden a las personas que tienen un porcentaje de pigmentos amarillos o azules muy elevado.


   Consejo… hacerlo un par de amigas juntas como mínimo ya que sino acabamos tendiendo hacia los colores que nos gustan y no somos totalmente realistas.

Espero que os haya gustado 😘😘😘.

Anuncios

Cuéntamelo!!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s